Navegar por el Golfo de León. 3/5 – Información práctica para navegantes.

 Navegar en el golfo de Leon    A la mañana siguiente tempranito levamos anclas en Sète e iniciamos nuestra ruta de  navegación en esta ocasión rumbo este y de unas diez horas hasta cubrir las 65 millas que nos distancian de Martigues. Hasta llegar allí navegaremos por las costas de la Camargue, una zona de marismas entre dos brazos principales del delta del Roina caracterizada por su actividad ramadera especialmente sus caballos aunque también se cultiva la vid en el norte y el arroz en toda la zona. Los principales puertos que encontraremos en el recorrido son: Frontingnan,  Palavas, Carnon, Le Grande-Motte, Le Grau-du-Roi, Saintes Maries de la Mer y finalmente Port-de-Bouc y Port Martigues.

          Veámoslos un poco al detalle. Frontingnan es relativamente pequeño y personalmente no le veo mucho encanto y con Carnon me ocurre un poco lo 

PALAVAS LES FLOTS

palavas-les-flots

mismo. Antes prefiero recalar en Palavas Les Flots y visitar el museo Albert Dubout  situado en la torre medieval a la que accederemos a través de un largo pantalán o sencillamente darme un paseo en una de esas barcas que te llevan por los canales y  hasta los estanques. Si disponéis de tiempo os aconsejo una visita a La abadía de Maguelone. Impresionante!.

    Otra cosa es Le Grande-Motte. En Le Grande-Motte encontramos ya una gran ciudad a la que muchos llaman la playa de Montpellier y que recibe más de dos millones de visitantes al año. Eso la convierte en uno de los centros turísticos más importantes de Francia y como tal nos ofrece de todo. Justo detrás de la ciudad pasa el Canal de Rhone a Sète, que la separa de la laguna de l’Or y entre el mar y la laguna esta gran ciudad de arquitectura homogénea y un poco grandilocuente. Personalmente no me apasiona aunque no puedo decir que la conozca bien y seguro que tiene sus lugares y sus momentos. Su puerto, construido entre los años 60 y 70 tiene todo tipo de comodidades. A pesar de eso nosotros no nos detendremos en ella ni en el siguiente gran puerto, Port Camargue un poco por las mismas razones.

Navegar en el golfo de Leon
La Grande Motte

   Seguimos adelante y encontramos Grau-de-Roi ,y Port Camarge. Si Le Grande-Motte es una ciudad turística con grandes edificios piramidales Port Camarge es un inmenso puerto deportivo (base de catamaranes gigantes) y con  forma de panal de abeja en medio de la Camarga. Le llaman puerto jardín por el equilibrio entre sus espacios verdes entre las superficies de agua. Fue construido a finales de los 60 por el arquitecto Jean Balladur. Para ver: la playa salvaje de Espiguette. Otra cosa es probar de entrar en Le Grau-du-Roi aunque en un velero de mis dimensiones (44 pies) posiblemente no encontré donde amarrar, pero si vais con una motora desde aquí podéis llegar por canal hasta Aiguesmortes. Os lo recomiendo!.

    Por tanto continuamos ruta y ahora dejamos por el través de babor Saintes Maries de la Mer capital de la Camarga y con su puerto, llamado Port Gardian, único refugio posible entre Foz y Cap d’Adge. Con numerosos amarres disponibles es el mejor lugar para dejar el barco si lo que se desea es descubrir el corazón del Parque Natural de la Camarga.

    Quizás el Plato tradicional mas famoso de La Camarga sea la gardiane de toro. Se compone principalmente de productos locales. De este modo sólo se prepara con toros de raza Brava o Camarga que se benefician de una DOC. Por lo general se hace con una mezcla de carne entreverada, magra y gelatinosa, de la que se extrae del cuello, la carrillada y los solomillos. A la carne se añade un vino tinto con mucha consistencia, después se echa laurel, tomillo, ralladura de naranja seca, sal, pimienta, vinagre, cebolla y ajo. Por lo general, la gardiane de toro se acompaña con arroz blanco de Camarga. Esta receta, que se sirve como plato principal, es habitual en comidas familiares.

    En cuanto al arroz,  hoy día pueden apreciarse tres tipos de arroz de Camarga: el blanco, el negro, y el más característico de todos, el rojo, completamente teñido por una mutación natural. Este procede de la agricultura ecológica y se seca tras la cosecha al sol y expuesto al mistral. Este último combina a la perfección con carnes de la región, como la gardiane de toro de la que acabamos de hablar o  el carpaccio de toro de Camarga DOP. También va de maravilla con el pescado. Para los atrevidos un aviso importante: Para su cocción se requiere mucho tiempo, con un remojo de unas 2 horas, seguido de una cocción de entre 30 y 35 minutos.

    Nosotros continuamos hasta llegar por fin a Port-de-Bouc aunque no nos detendremos en él. Nuestro objetivo final está más allá del puerto, adentrándonos tierra a dentro a través de un canal de más de tres millas hasta llegar por fin al tan deseado Port Martigues y aquí esperamos encontrar un amarre en la tranquilidad de un pueblo a orillas del estanque de Berre.

    Después de todo un dia de navegación como el que os acabo de describir, la jornada de hoy nos la vamos a coger con más calma. Por la mañana, después de un buen desayuno saldremos a conocer este pueblo situado parte de él en una isla de la laguna a la que podremos acceder desde el puerto para poder pasear por el canal de Saint-Sebastien, y dejarnos perder entre las tiendas y los cafès que rodean este paseo de cases de antiguos marineros hoy pintadas de color pastel. En el centro de la isla también podemos visitar la iglesia de la Madeleine, del s. XVII.

El Golfo de León a vela
El Golfo de León a vela

    Por la tarde saldremos otra vez a navegar. Sólo nos separan unas 24 millas de Marsella, distancia que recorreremos en unas 4 horas para llegar con suficiente tiempo al puerto de Marsella para hacer los papeles necesarios en capitanía e ir a descubrir la noche de esta legendaria ciudad portuaria.

Comments are closed.