Reseña 22: El cazador de barcos.

el-cazador-de-barcosGénero:  Novela – Aventura –

      Publicado en el ya lejano 1979 este libro se mantiene y se consolida a lo largo de los años como uno de los más leídos de la novela náutica y se ha convertido ya en un clásico que todos los amantes del mar  deberíamos leer alguna vez.

         Novela de aventura con un deje importante de fantasía, resalta por sus descripciones de lugares y navegaciones de una precisión a veces desesperante para los no iniciados. Y si no, aquí para muestra os pongo un botón:

“Con el viento directamente en popa, preparó un arbotante para que le hiciera la botavara e izó en él un gran foque opuesto al genovés. Luego arrió la vela mayor, aferró la botavara con un cabo y regresó junto a la rueda del timón. En balandro avanzó con fuerza, movido por la poderosa tracción de los dos foques gemelos. Era un aparejo clásico para navegar con el piloto automático -podía dejarse varios días seguidos, sin tocarlo para nada, en la zona de los alisios-, pero lo que él buscaba era la máxima velocidad, y para conseguirla tenía que vigilar el timón y las escotas, y mantener un curso perfecto. (…)

Estaba oscuro. No se veía ni una estrella. Peter corrió hacia el palo y comprobó que el segundo foque se había soltado del arbotante y estaba perdiendo el viento. Restituyó el arbotante en su sitio y volvió a la bañera y tesó la escota. La vela se hinchó, luego volvió a desinflarse. Entre tanto, sus ojos se habían adaptado a la oscuridad y advirtió que el aguaje que golpeaba el barco en la popa por el lado de babor había hecho orzar el balandro. Rectificó el rumbo y ajustó el piloto automático para compensar la acción de las olas.”

            La trama es simple: Un superpetrolero (el mayor construido jamás) avanza por el océano  sin percatarse de que en su ruta esta un velero en el que navegan el protagonista del libro y su esposa. Como resultado de la colisión el queche, llamado La Sirena, se hunde y la esposa del prota se ahoga. A partir de aquí el protagonista inicia una larga persecución y no descansará hasta ver desaparecer bajo las aguas al Leviatan que es como se llama  el superpetrolero.

         Lo que a mí me ha llamado la atención y lo que más me ha gustado han sido las extensas descripciones de algunos de los lugares y de los mares por los que navega el protagonista, especialmente en los dos golfos, el de Adén y el de Omán, en el mar arábico, el norte del Océano Indico y también las zonas de navegación del Atlántico sud por debajo de los tres cabos.

.

Autor: Justin Scott

Editorial: JUVENTUD

Paginas: 500

Colección:Narrativa marítima

 

Comments are closed.