Navegar por el Golfo de León.  1/5. Información práctica para navegantes.

Golfo de León

Características:

 Millas Totales: 305 m.

Días de travesía: 7

Recaladas principales:

 . Portlligat
. Sète
. Martigues
. Marsella
. Cassis
. Les Calanques
La Escala

   Siguiendo con nuestra tradición de haceros descubrir con el velero nuestro entorno más próximo hoy iniciamos la publicación de una serie de cinco artículos en la que os presentamos una nueva ruta de navegación: La Ruta Marsellesa. Una semana de navegación por el Golfo de León que nos permitirá descubrir las características y los paisajes de esta zona. Sus puertos, sus calas escondidas y sus fondeos. El acceso a sus lagos y como no, sus mariscos y sus vinos, sus arenas blancas y sus Reservas Naturales, sus lagunas y sobre todo, su mar.

 

   Aunque basamos este artículo de la descripción de la travesía que proponemos desde Vidamarinera en él encontrarás información de muchos puertos, pueblos, ciudades y lugares que en nuestra propuesta no visitamos pero que quizás a ti si te apetezca hacerlo. Además, en esta zona podréis encontrar lo que ellos llaman Abris cotiere, abrigos costeros. Pequeñas instalaciones sin servicios que suelen estar situadas en la desembocadura de los ríos y que son de libre uso, aunque en caso de utilizarlos deberéis entrar a motor y vigilando mucho vuestra sonda.

 

   En fin, estaré encantado si venís a descubrir esta zona con mí velero Triana V, pero si lo hacéis con otro barco, espero que este artículo también os sea útil. Empecemos pues.

 

Departamentos

Departamentos de Golfo de León

 

Meteorología en el Golfo de León.

 

   Navegar por el Golfo de León. Quizás la principal dificultat de navegar a vela por el Golfo de León sea que en realidad no hay un periodo de tiempo ni una época del año en que uno pueda garantizarse unas condiciones,  medianamente buenas para navegar a vela. Y eso es así porque si bien es verdad  que las características generales del Mediterráneo son los largos períodos de vientos débiles entrecortados por episodios de vientos fuertes, estos vientos fuertes soplan principalmente fuera de los meses de verano, salvo los nortes como el  mistral y la tramontana. Y precisamente estos dos vientos son los que afectan con más intensidad al Golfo de León. A pesar de eso y gracias a los avances técnicos en el campo de las previsiones meteorológicas, la gran mayoría de estos episodios de vientos fuertes son previstos y anunciados por los diferentes canales de comunicación marítima y si estamos atentos a ellos y apostamos por las interesantes visitas tierra a dentro cuando aparecen los partes malos, no deberíamos tener mayores problemas para descubrir esta zona que tiene tanto para ofrecernos desde el mar.

 

   Imagino que para la mayoría de los que estáis leyendo esto, el viento de Tramontana os resultará poco menos que familiar pero para los que no sois de por aquí y para los que queráis profundizar un poco más en este viento dominante del Golfo de León, vamos a ver algunos aspectos de éste al detalle.

 

            Su origen lo tenemos que buscar en las masas de aire que se desplazan por Centroeuropa en dirección sureste y que se canalizan con fuerza al encontrar, por un lado el Macizo Central reforzado por los Alpes y por el otro la Cordillera Pirenaica. Eso generalmente da como resultado un viento de noroeste en la parte francesa (el mistral) y de norte en la costa catalana (la Tramontana) aunque es fácil encontrarnos cualquiera de los tres vientos (Mistral, Tramontana o Gregal) en cualquiera de las dos costas tanto a nivel de dirección del viento como de lenguaje. Muy básicamente la situación isobárica que origina el viento del norte en el golfo de León se caracteriza por la presencia de una borrasca en el norte de Italia.

 

       Untitled     La zona de mayor afectación en la que va aproximadamente desde Cabo Begur, a unas treinta y cinco millas al sur de la frontera española por su lado occidental hasta la parte oeste de Toulon y siempre, al Oeste de los Alpes en su parte oriental. Por el contrario, Saint Tropez, Montecarlo y Niza están al Este, disfrutando del buen tiempo típico de la Costa Azul. Hacia el sud este viento se extiende con fuerza por el mar hasta llegar  a la isla de Menorca y a la zona norte de Mallorca siendo muy raro notarlo más al sur.

 

 

   La tramontana como el mistral  puede generar condiciones severas en el golfo de León, que a veces se  extienden hasta Cerdeña, pero que no siempre afecta a las Baleares. No obstante, en invierno y especialmente en primavera el mistral puede generalizarse a casi toda la cuenca mediterránea occidental y si es a finales de primavera puede llegar a soplar bastante caliente, hasta el punto que por la Costa Brava a ese viento en particular se le llama quemador o viento de San Juan. La tramontana y el mistral son vientos violentos que pueden durar varios días. Son vientos que soplan muy seguido con fuertes rachas que alcanzan frecuentemente los 40 nudos con ráfagas de hasta 60 nudos. Cuando sopla este viento suele ir acompañado de condiciones difíciles de mar y el cielo suele presentar un color azul intenso.

 

   En tercer lugar teneos el gregal, bastante frecuente en la zona todo el año excepto en invierno. Suele ser el resultado de la evolución tanto de una situación de tramuntana como de Levante. A pesar de eso en verano también lo podemos encontrar con las primeras horas del sol y respondiendo al inicio de un viento térmico que irá variando su dirección durante el día hasta soplar de suroeste para desaparecer al ocaso. Como curiosidad, algunos atribuyen su nombre a los antiguos navegantes catalanes y aragoneses que lo utilizaban en sus viajes hacia Grecia.

 

   Hemos visto dentro de los vientos dominantes, los vientos de componente Norte, el mistral, la tramuntana y el gregal. Existe un cuarto viento que podríamos catalogar como dominante por sus características, el Garbí que en este caso tiene componente suroeste y que suele presentarse en primavera, especialmente a finales de ésta, en los meses de mayo y junio.  Como generalment es un viento térmico suele iniciarse por la mañana con el calor del sol y va virando lentamente primero a sureste y más tarde a suroeste con intensidades de entre 10 y veinticinco nudos aunque no es excepcional que se levante con fuerza hasta los treinta o treinta y cinco nudos. En el ocaso las más de las veces encalmarán.

 

   Naturalmente nuestra zona de navegación se ve afectada por otros vientos como los levantes y los ponientes, pero su frecuencia es mucho menor y mi intención no va más allá de intentar daros algunas pistas sobre la complejidad de un tema como éste. Aquí va otra pista:  A principios de verano también es interesante ver lo que hace el anticiclón de las azores: Si se sitúa lo suficientemente al norte de la península, su masa de aire actuará como una barrera y obstaculizará en gran parte la entrada a los temidos vientos del norte produciéndose excelentes condiciones de navegación de entre doce y veinticinco nudos de origen térmico. De no ser así y de encontrarse el anticiclón en latitudes inferiores esos vientos de norte entraran con más facilidad aunque, y a pesar de eso seguirán siendo raros los episodios largos de norte en los mes junio y julio

 

 

           corrientes en el golfo de leon Otro de los aspectos a tener muy en cuenta en nuestras navegaciones por el Golfo son las corrientes. La corriente principal conocida como Corriente Liguro-Provenzal o Corriente Catalana tiene una dirección suroeste que en el golfo (pasado Toulon) se separa de la costa no volviéndose a acercar a ella hasta la altura de Palamós. Durante su recorrido por el Golfo se asienta en el talud continental con una sonda de entre mil y dos mil metros de profundidad y su tamaño es de entre treinta y cincuenta quilómetros de amplitud y entre trescientos y cuatrocientos metros de fondo.

 

   Tras atravesar la zona del Golfo de León, la Corriente del Norte penetra en el Mar Catalán donde sigue en equilibrio con el frente de talud. En superficie este frente se separa de la costa entre 25 y 50 Km y su base intersecta el talud a una profundidad de 400 m. Al entrar en aguas españolas  la Corriente de Norte transporta en superficie las aguas relativamente más frías y menos salinas del Golfo de León.

 

    Y también  sufre variaciones estacionales: En verano, la corriente es menos intensa, más ancha y menos profunda, mientras que en invierno se intensifica, alcanza mayores profundidades y se estrecha, fluyendo más cerca de la costa

 

 

Comments are closed.