5 fondeos BONITOS de la Costa Brava.

      En este artículo encontraréis lo que son para mí, los cinco fondeos más bonitos de la Costa Brava. Hay que decir que he decidido poner cinco, por que en algún lugar tenía que cortar, pero no son los únicos ni están todos, es sólo una lista de lugares que, a lo largo de los años me han impresionado de manera especial.


   También quisiera aclarar que a pesar de ser de una belleza abrumadora en ningún momento hablaré de que sean buenos lugares de fondeo. En realidad la mayoría de ellos no ofrecen un buen refugio para según qué vientos, para no hablar de las dificultades técnicas que en la mayoría de los casos son más complicados que, por ejemplo, los comentados en mi anterior artículo 5 fondeos seguros de la Costa Brava. Es por todo ello que especialmente en esta ocasión, recomiendo descubrir estos rincones mediante el alquiler de velero con patrón profesional a menos que no tengamos experiencia sobrada en este tipo de fondeos. Una vez hecho esta última aclaración, vamos a ver estos lugares uno por uno:


                1) Cala Castell (Palamós): Pasado Palamós en dirección norte encontramos esta cala de la que ya hemos hablado en alguna ocasión, y por lo tanto no entraremos en detalles. Sólo deciros que el fondeo es muy seguro, especialmente en su vertiente este, con fondo de arena y alguna piedra. Sólo hay que tener presente que está muy abierta a Garbí y si sopla, estaremos muy movidos. Por el contrario nos ofrece buena protección para la tramontana.


                2) Ses Negres (Begur): Encontramos este fondeo en el espacio que hay entre la reserva Natural de Ses Negres y la playa Fonda, justo en frente de unos acantilados de unos 20 ó 25 metros de altura. El fondo es bastante regular de unos XXX metros y todo él rocoso. Curiosamente si suelen ver muchos veleros extranjeros, pero muy pocos de la gente del país. Y digo curiosamente porque el lugar ofrece un refugio excelente para el insistente garbí del verano aparte de tener una magnifica vista de la bahía, desde donde podemos ver la llanura del Empordà y el mar una de las mejores perspectivas del Parque Natural de las Islas Medes.


                3) Cala Culip (Roses): Uno de los fondeos mes mágicos de la Costa Brava. Situado al norte del Cabo de Creus, justo una vez me superado la Encalladora, encontraréis la entrada. Hay que mirar y estudiar bien la carta para que tiene un cierto grado de dificultad dado que la cala es muy profunda y por tanto hay que acercarse mucho a las paredes donde, por desgracia nuestro, hay muchas rocas y bajos. Una vez bien fondeados tendréis pero, a su entorno el famoso paisaje rocoso y esquinado del Parque Natural del Cap de Creus. Si además os quedéis a pasar la noche, todo este paisaje se ve barrido por la luz del Faro que tenemos a pocos centenares de metros, convertido el lugar en un espacio casi viene onírico.


                4) Cala Nans (Cadaqués): El fondeo mas pequeño de todos los que comento aquí. Situado justo a la entrada de la bahía de Cadaqués y los pies del Faro de Cala Nans. Hay que tener en cuenta que por sus reducidas dimensiones no pueden fondear muchos embarcaciones y, en el caso de los veleros, con dos o tres bastará para llenarla. También hay que estudiar con detalle la carta y la previsión del tiempo. Pero allí estaréis lejos del ruido de Cadaqués, solos en medio de una costa abrupta y paradisíaca a la hora.


               5) El Golfet (Port de la Selva): El Golfet es el nombre que recibe la bahía que encontramos viniendo del sur y justo antes de llegar a Port de la Selva. Más que un fondeo deberíamos hablar de una bahía con muchos pequeños fondeos todos ellos espectaculares. Entre los mas conocidos tenemos los de Cala Prona, Cala Tavallera, Cala Fornells o Cala Tamariua, pero no son los únicos. Otra vez el más recomendable es tener la carta en detalle de la zona y escoger nuestro fondeo en función del viento que tengamos, pues muchos de estos no ofrecen protección para la tramontana. Un último detalle: Si navegamos por la zona con mal tiempo es muy recomendable alejarnos de la costa un mínimo de millas, pues cerca de costa del mar rebota y se suelen formar mares de olas grandes y muy peligrosas de navegar.

 

Comments are closed.