5 Normas básicas para un buen fondeo.

Normas básicas para un buen fondeo.

Alquiler de Velero con Patrón.    

Si decides hacer un alquiler de velero en la Costa Brava y tienes pensado hacer un fondeo, pero aún eres novel y no tienes mucha experiencia aquí tienes 5 normas básicas para un buen fondeo. Te recomiendo que las sigas una a una y por orden para evitar la mayoría de problemas que aparecen cuando efectuamos estas maniobras. Con todo ya os comento que el fondeo es una de las cosas que me parecen más difíciles de aprender y de enseñar en el mundo de la nautica. Y no es extraño, pues es de las pocas tareas que se realizan en el velero y que cuando está terminada no la puedes ver para valorar. Y si os sirve de consuelo todos los marineros, incluido los más experimentados algún día tienen problemas con los fondeos.

    Por todo ello sólo plantearemos fondear cuando las condiciones climáticas sean buenas. Si no es así, iremos a puerto. Si queremos estar dos o tres horas en el lugar y permanentemente hay gente a bordo, el fondeo no es peligroso, pero si pensamos pasar la noche o abandonar el barco para ir a tierra se requiere ser mucho más cuidadoso. Si finalmente fondeados os ha atrapado un parte meteorológico malo, habrá que plantearos mantener alguien de guardia permanentemente, especialmente durante la noche.

   1) Tener un buen aparejo de fondeo: En primer lugar, tener el peso del ancla así como el tamaño y los metros de cadena y de cabo adaptados a la eslora y sobre todo al peso de nuestro barco. Para ello encontrará tablas en Internet que te lo explican. También hay que llevar un ancla adaptada al fondo donde iréis o llevar un ancla del tipo polivalente. Finalmente hay que revisar los grilletes de unión de la cadena con el pasa vueltas y de éste con el ancla, así como la fijación de todo el sistema en el cofre de anclas. No olvidéis hacer una revisión periódica al molinillo, especialmente aquellos que incorporan nivel de aceite.

2) Elegir un buen fondeo: Primero hay que elegir un buen lugar. Los fondos, de mejor a peor fondeadero son: arena, barro, algas, y en último lugar piedra. En la carta podremos encontrar una descripción del fondo escogido. La profundidad del fondeo estará en función del calado, de la distancia a costa y a peligros circundantes y suele ser entre los 5 metros como mínimo y de 12 metros máximo (para una embarcación de 44 pies).

3) Aproximación: Acercarnos hasta superar en dos esloras el lugar escogido, y girar el barco poniendo proa al mar. En este momento dos personas en proa deberán presentado el ancla (inclinándola hasta un ángulo de 45 º respecto a la cubierta). Dejan avanzar hasta llegar al punto elegido de fondeo y detener el velero.

4) Profundidad: En el momento en que el barco se detiene es necesario que el patrón dé el fondo existente y que se empiece a tirar ancla hasta un metro más del fondo que hay bajo el velero. Una vez el ancla toca fondo daremos suavemente atrás con la máquina para proceder a filar el resto de cadena procurando que esta quede bien extendida en el fondo. Deberemos calcular en dejar un mínimo de entre tres y cinco veces los fondos que haya, en función del mejor o del peor estado del mar y de de intensidad de viento. Olas de más de un metro o vientos de más de veinte nudos se pueden considerar condiciones desfavorables para el fondeo.

5) Observación: Una vez finalizado el fondeo esperaremos un mínimo de 10 minutos antes de detener el motor. Durante este tiempo nos situaremos en un lugar concreto del barco, por ejemplo en popa y cuando el buque haya dejado de bornear tomaremos dos enfilaciones, una por estribor y el otro por babor, el máximo de opuestas posibles y también el máximo de alejadas que se pueda, para aumentar su exactitud. Al cabo de los 10 minutos comprobaremos que las dos enfilaciones tomadas se mantienen estables. Si es así, podremos apagar el motor. Había un abuelo en el Empordà que decía que En el mar, un barco sin ancla es como en tierra un hombre andando desnudo por la calle. Y quizá tenía razón.

Comments are closed.